sábado, diciembre 09, 2006

Le Gourmet Resucita!.

Después de varios años cerrado y en custodia absoluta de todos y cada uno de su mobiliario y cubertería, re-abre sus salones a el público, el mítico Le Gourmet, que en épocas de bonanzas fue el recinto de los sibaritas y personalidades de fama y poder de turno, fui algunas veces y regresé ahora. Hace unos cuantos meses atrás tuve la extra-sensorial experiencia de ser atendida por súper cool chef Tomás Fernández, que esta vez, vestido sin su Filipina y sin su insignia de la cofradía de los alquimistas, me sirvió de guía para conducirme entre pasillos fantasmagóricos de pisos y habitaciones (clausurados hace varios años atrás) donde pude percibir más un personaje que en algún momento se hospedó allí y disfrutó de los placeres de la vida. Se profundiza mas esa sensación cuando generosamente Tomás me muestra el TESORO ESCONDIDO, sin duda alguna fue una sensación espectacular al ver los cubiertos originales de el Hotel Tamanaco desde su fundación, hieleras, chefsendish, bandejas, todas resguardadas celosamente en cualquier habitación de pasillo deshabitados, oscuros y silenciosos. Agregando a todo esto la incorporación de un mobiliario 60´s, absolutamente vintage, reacomodados con colores exigidos por el gusto contemporáneo. Enriqueciendo mi emocionante experiencia, vino la revelación de lo que sería la carta re-interpretada de su mano y sazón, los clásicos platos que allí se degustaron siempre, como la Crema de Tomate ó el Steack Pimienta, que fueron el intento, y sigue siendo símbolo de una actitud de adentrase en la gastronomía francesa, novedad caraqueña a finales de los 60´s, hoy clásico, 40 años después. Salí emocionada por sentir el rescate de una Venezuela de mi infancia y adolescencia , entusiasmada de la re-interpretación del Chef Cool y la vivencia de pasearme en el pasado para ver el futuro de Le Gourmet.

No hay comentarios.:

Encuentro de Santos

Fundación Bigott organiza un encuentro de Santos  los días 6, 7 y 8 de julio. Fundación Bigott abre sus ...