sábado, marzo 17, 2007

Un obsequio de altura... desde el Roraima




En 1978, obtuve el libro de Vegetación de un Mundo Perdido de Charles Brewer-Carias, una edición que compila imágenes e información de paisajes que para ese entonces no era visto sino por unos pocos aventureros de este planeta.
He ido a la Gran Sabana ene cantidad de veces, cada una es una experiencia diferente, no he subido al Roraima, ya que se requiere de un entrenamiento físico que en estos momentos no lo tengo. Pero me juré no morir sin antes hacerlo.
Hoy día, ya no es un mito subir a la cima del Roraima, muchos deportistas lo hacen, eso si! Con una cultura y consciencia ecológica absoluta, es el templo mayor del planeta, al que hay que llegar con humildad, devoción y agradecimiento.
Aquí les enseño unas hermosas fotos que mi amiga Valen la extrema, me dio de regalo de su ultima aventura de altura, para compartirlas con los visitantes de otros países que suelen pasearse por aquí.

No hay comentarios.:

Encuentro de Santos

Fundación Bigott organiza un encuentro de Santos  los días 6, 7 y 8 de julio. Fundación Bigott abre sus ...