lunes, abril 02, 2007

Rosas rojas, de una dama triste.


En Caracas, como en cualquier otra ciudad del mundo, hay personajes de la nocturnidad citadina, en la que su actividad muchas veces le da matices de escena teatral, como en el caso de Verol Collica, una Italiana con 50 años en Venezuela, procedente de Palermo. Cada noche Verol hace acto de presencia en los lugares de encuentros escondidos, fortuitos, y de entrega a la alucinación de fantasías y amores efímeros. Con su cesta llena de rosas importadas de Colombia, perfectamente arreglada de a tres, su acento italiano recién llegado, e impecablemente vestida, se pasea y vive de la efusividad de los nocturnos asiduos a los templos de eros. Sus rosas hermosas duran exactamente lo mismo que lo que dura la escapada, casi nada, pero ella queda fija en la mente, como uno de esos iconos nocturnos de la ciudad, llenando de ilusión a muchos y dignificando su tristeza.

No hay comentarios.:

Encuentro de Santos

Fundación Bigott organiza un encuentro de Santos  los días 6, 7 y 8 de julio. Fundación Bigott abre sus ...