jueves, agosto 02, 2007

Sin Reserva... hay que verla

Anoche mi amiga Monica me invito a degustar de una deliciosa película, que aunque buscando por google puedes conseguir todos los comentarios habidos y por haber, no puedo dejar de hacer el mío. Y es que es una de esas versiones, que sin invalidar la original, te deja un sabor sabrosito al disfrutarla, aparte de la conocida trama, una parte que me cautivó rotundamente fue como enaltecieron la comida italiana como hilo conductor para crear nexos amistosos y afectivos, el olor del la albahaca despertó la asociación de Zoe con Nick , el Sous Chef de Kate, la cena de variadas pizzas servidas informalmente en el suelo, dio paso al triangulo necesario para salvar las ausencia de amor de una madre que ya no está, una vez más el alimento, la cocina y la conexión de los seres se hace manifiesta en esta adaptación, a la que inevitablemente al salir te vas a comer una suculenta pizza, rindiéndole tributo a la espontaneidad y al amor.

Quiero un Nick en mi cocina!.

No hay comentarios.:

Encuentro de Santos

Fundación Bigott organiza un encuentro de Santos  los días 6, 7 y 8 de julio. Fundación Bigott abre sus ...