sábado, julio 19, 2008

Venezuela, ahora no es de todos!

Para los que vivimos en los alrededores de Altamira, todos los días laborables de la semana, incluyendo los sábados, tenemos que aguantar la desdicha de los taladros, las cornetas y el denso tráfico que tiene tapujado las arterias viales de esta ciudad colapsada, entonces uno espera el fin de semana para medio descansar del atropello sonoro y vehícular que está acabando con la cordura de la comunidad.
Ahora pues no sufieciente con esto, todos los fines de semana, hay eventos recreacionales y espectáculos en el Centro Cultural La Estancia, dando inicio a las pruebas de sonido a altas horas de la mañana, para luego a media comenzar con sus actividades recreacionales, en muchos casos música latina, afrodecendiente, como la quieran llamar!, la cuál me gusta, pero no para despertarme en las mañanas de descanso.
Lo confieso y lo denuncio, no soporto el atropello de ruido conque están contaminando este poquito de verde que queda dentro de la ciudad, afectando a los miles de residentes que vivimos por aquí, no considero que cultura sea alterar, ni mucho menos contaminar... y eso es lo que pasa en La Estancia cada fin de semana.

1 comentario:

Miss Oogie Boogie dijo...

Esa es la cultura del ruido, la indecencia y el irrespeto... el demonio más detestable del universo...

Encuentro de Santos

Fundación Bigott organiza un encuentro de Santos  los días 6, 7 y 8 de julio. Fundación Bigott abre sus ...