viernes, febrero 01, 2008

El Lunarium de The Hotel



Los jueves, un nuevo espacio abre en Caracas, de buena música, buenos tragos, bellos ambiente y relajación total. La tendencia de espacios es que sean pequeños, acogedores, no tanta gente, que te permita conversar y sentirte en la terraza, comedor o sala de tu casa, este es el caso de El Lunarium, de The Hotel en Caracas.

martes, enero 29, 2008

Caracas está rota




Caracas está rota, y herida muy profundamente, cada vez sangrando más, y pareciera que las autoridades competentes no quieren aceptar la realidad o es más cómodo no verla.
El sábado me atracaron en la autopista, el mismísimo sitio que una y otra vez han denunciado con testimonios visuales y siguen diciendo que eso no es verdad, que es un montaje, y vaya montaje…. Me quitaron todo, mis papeles, mis chequeras y tarjetas, mis llaves y muchas cosas más, no había ni un solo policía en la zona, me paré en el modulo de auxilio vial y no hicieron nada, no es su responsabilidad, según me contestaron, solo me dieron el consuelo de decirme - déle gracias a Dios que esta viva- , el sitio queda a menos de 200 metros de donde me ocurrió el hecho.
Ahora viene la otra parte, me rompieron el vidrio del lado derecho delantero, añicos para más señas, lo lleve al seguro, todo bien… pero no hay repuesto, la concesionaria donde me compré el carro, además de dar pésima atención al cliente, simplemente me contesta como si fuera la tapita de un tacón, ¨no hay¨, aja señor, pero quiero encargar uno original, - lo sentimos, tiene que comprar la puerta completa-, ¿cómo, osea que un carro nuevo y no me pueden reponer el vidrio?, - No señora, no tenemos vidrios, solo le vendemos la puerta completa-, sentí ganas de traspasar mis puños a través del teléfono y reventarle la nariz al imbécil y mal educado ¨director del departamento de ventas¨, pero me quedé con la frustración, con la terrible realidad de quedarme con mi carro sin vidrios hasta que Venezuela sea un país avanzado y se tenga conciencia del valor de la atención y el servicio, es decir dentro de 100 años más o menos, sacando mis estadísticas.
Así que. En estos días, creanme que me siento como el protagonista de Un día de furia¨, por lo tanto ando tranquilita en mi casa, para evitar pagarla con quien no se lo merece… que @/8¡%6 de ciudad, como está de herida y maltratada.
Sé que me repondré muy pronto de la tremenda arre….. ,por lo pronto, seguiré ocupándome de solucionar la triste historia de poner todo en orden en un país en donde esa palabra no existe.
Nota: una descarga de un ciudadano que no está hoy reconciliado con la cotidianidad.