domingo, julio 19, 2009

Buscando hallazgos

Hoy, me voy a caminar por las cercanías buscando hallazgos...vamos a ver que consigo!

LLuvia en Caracas

En realidad no lo sé, y es que cada vez que llueve llora mi alma de nostalgias y también de desesperación al quedar atrapada en una cola. Caracas es una ciudad en que cuando llueve tienes dos opciones, la primera quedarte en casa leyendo, olvidando todo, porque si haz de tener que hacer una diligencia, en medio de las gotas comienzas a dejar tu noble alma en los reflejos diminutos de unas tristes gotas que de pronto van a desaparecer y con ellas parte de tu vida también. La otra opción, para aquellos que viven en techos desechables, que comienzan a desvanecerse con el agua, es huir al infinito mundo que entre estas avenidas llenas de imberbes comienzas a entregarte a la desdicha de no saber si de allí sales vivo. Hoy me llené de una sobre dosis de paciencia, para que mis apuros no acabaran con mi muy dosificada calma, ya estaba en medio de la tormenta de gotas, de insultos y el vaho de una energía de gente muy descontenta.. solo intenté llenarme de calma. Pero... al fin llegué, un lugar que me resguardo por unas cuantas horas. Y así es Caracas, un eterno transitar de emociones mientras pasas interminables horas en el tráfico de la ciudad, para luego llegar a algún sitio, ver como se despeja todo para regalarte luego un hermoso atardecer.